post

La campaña de prevención de lesiones medulares llega al CPI As Revoltas de Cabana

 45 alumnos/las de 3º y 4º de la ESO del centro cabanés mostraron su destreza en las pruebas de movilidad reducida

 “A ti también te puede pasar” es el título del vídeo elaborado por la asociación Íntegro para informar y sensibilizar a la población sobre los accidentes medulares. Y, este curso académico, los responsables de la entidad decidieron incorporarlo a la campaña de prevención de lesiones medulares que están llevando a cabo en los centros educativos de la Costa da Morte para acercar a los/as más jóvenes el día a día de las personas que padecen esta dolencia y concienciarlos/as sobre las importancia de prevenir riesgos innecesarios.

Hoy le tocó el turno a un grupo de 45 alumnos y alumnas del CPI As Revoltas, en Cabana de Bergantiños. Y parece que el dicho más vale una imagen que mil palabras caló hondo entre los adolescentes de 3º y 4º de la ESO que siguieron con gran atención el contenido de un documental que les hizo ver de cerca como una imprudencia te puede cambiar la vida. Tras la proyección del vídeo, el presidente de Íntegro Adolfo López Baña insistió, durante una charla informativa, en la necesidad de evitar prácticas de riesgo, especialmente al volante y en playas y piscinas, principales causantes de la mayoría de los accidentes irreversibles entre la juventud de nuestro entorno.

Junto a López Baña también estuvieron otros miembros de la asociación como el vocal David Pombo y Teresa Fuentes, voluntaria y socia. Ambos relataron sus experiencias sobre una cadera de ruedas y explicaron las dificultades que han de superar cada día para el desempeño de sus actividades cotidianas. Unos testimonios que, sin duda, despertaron el interés y la curiosidad de los/as escolares que no perdieron detalle de las intervenciones como bien demostraron más tarde cuando tocó pasar a la acción. Porque después de la teoría, llegó la práctica y, ayudados por una monitora del centro y varios usuarios/as, los y las estudiantes fueron poniendo a prueba su habilidad en un circuito de obstáculos con la movilidad reducida. Maestros/as y alumnos/as decidieron subirse a la silla de ruedas para ponerse en la piel de las personas con discapacidad y ser así capaces de ver las barreras que a diario nos resultan invisibles. Un ejercicio que fue superado con nota por su destreza y, sobre todo, por su sensibilidad e increíble capacidad de empatía y adaptación.

 

Esta actividad está co-financiada por la Xunta de Galicia y la Diputación de A Coruña y cuenta además con la colaboración de las administraciones locales y de numerosas empresas privadas.